Vilafamés, una gran riqueza patrimonial

La oferta turística de Vilafamés está basada en su riqueza cultural, patrimonial y arqueológica. Buena muestra de ello es el Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerní (MACVA), ubicado en la histórica Casa del Batle (Siglo XV) y que tiene un modelo de gestión único, ya que sus fondos están compuestos por obras que han sido cedidas por los propios autores, de modo que su exposición, en realidad, es algo dinámico. El museo, una iniciativa del crítico y estudioso valenciano Vicente Aguilera Cerní, cumple este año su 50 aniversario.

Vilafamés es una población inspiradora, e íntimamente ligada a las artes plásticas, ya que muchos han sido los artistas que han fijado allí sus talleres y estudios. No es para menos, ya que, en zonas, como el Quartijo, el paseante parece viajar en el tiempo a través de sus estrechas calles y trasladarse a la edad media, cuando el castillo lucía con todo su esplendor.

castillo Vilafamés

La fortaleza es de origen musulmán, aunque poco queda de la construcción original, ya que fue remodelada cuando la Orden de Montesa ejercía el Señorío en la zona. Fue en el siglo XIX, con motivo de las guerras carlistas, cuando el castillo adquirió la fisonomía que hoy nos presenta.

Vilafamés ha sido ocupado por el hombre desde hace unos 100.000 años, como atestiguan las pinturas rupestres del Abric del Castell, declaradas, junto al resto de pinturas del Arte Rupestre Levantino, Patrimonio de la Humanidad. La verdad es que Vilafamés es una zona muy rica desde el punto de vista arqueológico, ya que son diferentes los asentamientos localizados en su término. Los más conocidos son el de la Cova Matutano i el de la Cova de Dalt del Tossal de la Font con restos del Paleolítico, así como el poblado ibérico de Els Estrets.

Un Museo en el Campo de Aviación

El antiguo campo de aviación de Vilafamés es desde principios del año pasado un nuevo espacio museístico dedicado a la historia de la aviación y para comprender la Guerra Civil española.

torre camp aviació bandera

El campo se construyó en 1937, entró en servicio en el mes de agosto como base del Ejército de la República, hasta que en junio de 1938 fue conquistado por las fuerzas franquistas, que lo asignaron a la Legión Cóndor. Finalizada la contienda, en 1940, fue desmantelado.

Tras las labores de restauración, el resultado es un complejo que comprende la torre de comunicaciones, el refugio del estado mayor, un refugio básico, 200 metros de trincheras transitables, un polvorín, el perfil de un piloto de la Legión Cóndor y una maqueta a escala real de un Polikarpov Y-15 “Chato”. El campo también está dedicado a quienes lo construyeron, vecinos de Vilafamés y refugiados.

www.vilafames.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =