La Canal de Navarrés, pinturas rupestres y naturaleza

La Canal de Navarrés es una comarca valenciana que tiene en común su historia, la riqueza de yacimientos arqueológicos y la exuberante naturaleza, con el agua como principal protagonista.

El visitante el siglo XXI admirará la generosidad con la que la Naturaleza ha tratado a La Canal de Navarrés, pero mucho antes que el hombre actual, disfrutaron de la misma nuestros antepasados. El legado más importante que nos legaron lo constituyen las pinturas rupestres. El abrigo de El Garrofero y el de la Boquera del embalse de Escalona, en Navarrés, El Abrigo de Quesa, con su “Danza de los Arqueros”, La Cueva de La Araña, en Bicorp (donde ya se representa la recolección de la miel, actividad todavía hoy presente en el territorio) y el Barranco de las Cañas, en Millares, son los ejemplos más destacados, pero no los únicos.

La Canal de Navarrés La Canal de Navarrés

Son pinturas que pertenecen al Arte Rupestre Levantino, declarado, en su conjunto, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La Cultura Ibera (Chella, Bicorp y Navarrés) también dejó su impronta en La Canal de Navarrés, lo mismo que los romanos (Anna, y Navarrés). La dominación musulmana también se hace notar en toda la comarca, igual que el patrimonio surgido tras la reconquista (fortalezas y edificios religiosos, de entre los que destacamos los Castillos de Bolbaite, Navarrés o Quesa y el Palacio de los Condes de Cervellón en Anna).

la cabrantá estubeny

El agua está presente en toda La Canal de Navarrés, algo absolutamente imprescindible para poder acoger la exuberante naturaleza que nos regala, a nosotros y a la fauna salvaje, que podremos observar en algunas zonas de Quesa y Navarrés, población en al que encontramos una playa continental, igual que en Bolbaite. Las fuentes están presentes en toda la comarca: la del Abrullador, en Chella es un ejemplo.  Anna, con su lago –también con su playa continental-, su rio, sus fuentes y sus gorgos es un claro exponente de la importancia del agua en el paisaje y la economía de la comarca.

Estubeny es un remanso de paz que se caracteriza por sus manantiales de agua cristalina y su bosque húmedo de la Cabrenta. En Quesa podemos visitar el barranco de las Ventanas-Los Charcos, con una sucesión de cascadas y gorgos naturales. También se puede practicar la escalada.

abrigo del voro La Canal de Navarrés

La vegetación dominante la forman pinares, lentiscares y coscojares, habiendo también encinares y fresnares. La parte baja de la comarca es un paisaje rural mediterráneo, en el que predominan los campos y los cultivos. No puede dejar de visitarse en Bicorp, el Ecomuseo, un Centro de Interpretación del Patrimonio arqueológico, etnológico y paleontológico de la zona.

Más infomación:  www.turismo.lacanaldenavarres.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 8 =