Fiestas de La Magdalena (Castellón): entre la historia y la leyenda

Fiestas de la Magdalena, Castellón. Historia, leyenda y tradición. Luz, música, pirotecnia, participación. Penitencia y fiesta. Todos estos conceptos y muchos otros son necesarios para definir las fiestas que Castellón celebra para conmemorar el traslado a su actual ubicación, las Fiestas de La Magdalena, que este año tendrán lugar entre el 3 y el 11 de marzo.

Es un hecho histórico que Castellón de antiguo se ubicaba en el cerro de la Magdalena, una pequeña elevación desde la que se dominaba toda la plana litoral y los caminos que por ella discurrían y que había estado habitada desde tiempos del Neolítico. Una fortaleza, cuyos restos de origen islámico aún se conservan, protegía a la población.

Fiestas de la Magdalena Castellón- Procesión fiestas de la magdalena Castellón Fadrí iluminado fiestas de la magdalena Castellón gaiata

El 8 de septiembre de 1251 Jaime I el Conquistador firmó en Lleida el Privilegio de Traslado, por el cual se autorizaba el traslado del llamado “Castelló de Borriana” a cualquier lugar de la fértil plana, dando origen al actual nombre de la ciudad: Castellón de la Plana.

Construida la nueva villa, llegaron las pestes y sequías. Alguien debió acordarse de los lugares de culto que los antepasados habían dejado atrás, por lo que se organizó una peregrinación de origen penitencial hasta el antiguo solar. De ello hay documentación del año 1375.

La leyenda nos dice, porque no hay datos históricos que apoyen o desdigan tal afirmación, que el traslado de la ciudad al llano se produjo un tercer sábado de Cuaresma, que se hizo por la noche para protegerse de ataques de piratas berberiscos y que esa madrugada llovió mucho. Para iluminarse, los caminantes llevaban cayados con un farol enganchado en lo más alto. Para que los niños no se perdieran, los ataron a esos cayados. Para transitar por los caminos embarrados se ayudaron de cañas y para reponer fuerzas llevaban rollos. Ahí encontramos los orígenes legendarios de los más importantes símbolos de la Magdalena: las Gaiatas, monumentos de luz; las cañas, símbolo de la Romería, “les xiquetes del meneo”, estampa magdalenera aún conservada, y el rollo.

Fiestas de la Magdalena Castellón - Romería I fiestas de la magdalena Castellón Mascletà Fiestas de la Magdalena gaiatas

En algún momento se fue abandonando el carácter penitencial de la Romería y se revistió la celebración de un carácter cívico conmemorando el traslado de la ciudad.

Sin embargo, las fiestas de la Magdalena no fueron las principales de la ciudad hasta 1945, cuando se decidió una nueva formulación del programa de actos: nueve días de fiesta, desde el tercer sábado de Cuaresma hasta el cuarto domingo del mismo periodo litúrgico. La nueva fórmula supuso el despegue definitivo de las Gaiatas monumentales como símbolo diferenciador de las fiestas.

Fiestas de la Magdalena Castellón Encesa gaiatas II

Aunque los actos han ido cambiando, la estructura es muy similar. El sábado, primer día de fiestas, se dedica a la Provincia y tiene su acto central en el Pregó, desfile etnológico donde se representan la mitología propia de Castellón, la historia, con escenas protagonizadas por las tres culturas que en Castellón convivieron (cristiana, islámica y judía), presencia de los pueblos de la provincia, que ofrecen su folklore y productos típicos, y la representación de propia ciudad, cerrando el desfile la Reina de las Fiestas y el Pregonero, que proclama a los cuatro vientos el inicio de la semana magdalenera.

El domingo es el día dedicado a la fundación de Castellón. Una comitiva cívico-religiosa une las dos almas de la fiesta: el espíritu penitencial y la celebración cívica de la fundación de la ciudad. La comitiva llega hasta el recinto del Castell Vell, escoltada por decenas de miles de castellonenses y visitantes. A su regreso, el protagonismo lo adquieren las Gaiatas que han construido las diecinueve comisiones existentes. Son un verdadero monumento de que deriva directamente –mezclando historia y leyenda- de los cayados que se usaron en el traslado. Los monumentos desfilan por las principales calles escoltadas por sus respectivas comisiones. Las Gaiatas también adquieren importancia el lunes, cuya matinal está dedicada a los niños (Pregó Infantil) y la noche a la espectacular Encessa de Gaiates, donde las Gaiatas se encienden al unísono en un mismo lugar creando un inigualable espectáculo de luz y color.

Fiestas de la Magdalena Castellón, coso multicolor

En el segundo fin de semana de nuevo la tradición adquiere importancia con la celebración de una multitudinaria ofrenda de flores a la patrona de la Ciudad, la Virgen del Lledó y, el domingo, con el cierre de las fiestas: Desfile Final, la traca (la más larga del mundo) y el espectacular Magdalena Vítol, fórmula festiva con la que se despide cada año el programa de actos.

En medio, una semana repleta de actividades, casi todas en la calle y buscando la participación popular: Festival Internacional de Música de Fiesta, Magdalena Circus, Mascletas, Castillos de fuego, feria taurina, desfiles de animación, correfocs, manifestaciones deportivas, conciertos, centenares de verbenas, teatro, muestras folklóricas, mercadillos especializados, recintos gastronómicos (Mesón del Vino, de la tapa y la cerveza, de la cerveza artesanal, fast truck…) y un muy largo etcétera. Es imposible que el visitante, sea cual sea su origen o sus gustos, no encuentre alguna actividad que se adapte a sus preferencias.

Por el apoyo social expresado mediante los colectivos que las protagonizan y que han conseguido su carácter abierto (diecinueve comisiones de Gaiata, una decena de entes vinculados y centenares de collas), por la repercusión que tienen, por la tradición secular que las sustenta y por la singularidad de su monumento, las Gaiatas, las fiestas de la Magdalena son de Interés Turístico Internacional desde 2010.

Más información:

www.castello.es

Castellón de la Plana reportaje

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 3 =